5000 visitas!

Martes, mayo 8, 2007 de 2:16 pm | Publicado en cosas del blog | 1 comentario

Ay, gracias, se los aprecia mucho, y vuelvan pronto!

Anuncios

Se pasaron

Lunes, mayo 7, 2007 de 12:12 pm | Publicado en películas | 4 comentarios

A ver, me entero de una película llamada Sunshine, que casi como todas las películas del género ‘cine catástrofe’ se basa en algo apocalíptico que pasa sin el más mínimo fundamento teórico (o con un fundamento que parece armado por un nenito de cinco años criado en una casita alejada e inhóspita en las afueras de Tilcara). Pero lo que me gusta de estas películas es como solucionan los problemas siempre, que es aún más ridículo que el problema en sí. Ahorro palabras y les pego la sinopsis:

Estamos en el año 2057, el Sol está agonizando y la humanidad se enfrenta a su extinción. La última esperanza para la Tierra recae en la Ícaro II, una nave espacial con ocho tripulantes comandados por el capitán Kaneda (Hiroyuki Sanada). Su misión: transportar un dispositivo nuclear diseñado para volver a activar nuestra agonizante estrella. Ya durante el viaje, perdido el contacto con la Tierra, la tripulación oye una baliza de peligro de la Ícaro I, que desapareció en la misma misión siete años antes. Un terrible accidente pone en peligro la misión y pronto la tripulación se encuentra luchando no sólo por sus vidas y su estabilidad mental, sino por el futuro de todos nosotros.

En serio, a quien se le ocurrió esto??? además, todos los problemas apocalípticos se solucionan haciendo explotar algo?
En la película the core, un equipo va al centro de la tierra, porque el núcleo dejó de girar… solucionan el problema con una bomba nuclear grandota… Y en armaggedon lo mismo, aterrizan en un cometa – porque es re fácil aterrizar en un cometa en movimiento, con esquirlas y pedazos de cometita saltando para todos lados – y saben que? si! le ponen una bomba!

Lo peor de todo es que termino mirando todas y cada una de estas películas, solamente porque no le puedo decir que no a cualquier cosa que tenga algo de ciencia ficción, pero al menos espero a que salgan en dvd, no quisiera contribuir a un posible éxito de taquilla…

A veces vuelvo a ser yo

Viernes, mayo 4, 2007 de 4:46 pm | Publicado en cosas mías | 2 comentarios

Volví a quedarme dormido en el colectivo, y cuando me desperté estaba acurrucado en el hombro de un villa que me miraba con cara de pocos amigos…

Hoy alguien llego a mi página buscando…

Jueves, mayo 3, 2007 de 5:07 pm | Publicado en que demonios... | 1 comentario


berrugas púbicas

Y sinceramente, no tengo el más mínimo interés de saber quien fue…

Cute

Miércoles, mayo 2, 2007 de 3:15 pm | Publicado en cosas mías | 2 comentarios


La ternura existe, tiene un mes y medio y pesa 500 gramos. No tiene nada que ver con nada, pero ver a un gatito ablanda a casi cualquiera.

Offtopic: alf comía gatos… en Melmac había gatos?

Locos

Miércoles, mayo 2, 2007 de 10:34 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 5 comentarios

La gente de la ciudad está loca, bien loca. O es que somos muchos y por ende son muchos los locos. Ayer en una charla demasiado entretenida se enumeraron algunos de estos, acá van los primeros que me vienen a la mente.

Motoneta, se lo suele ver apoyado contra una pared, y cuando pasa alguien delante de el lo sigue y empieza a hacer ruido de moto, valiendose de una ramita que hace las veces de acelerador de moto.

El tren, que va caminando tocando una bocina de tren imaginaria, y que si se detiene por un semáforo en rojo, cuando ‘arranca’ nuevamente hace sonar un silbato.

La vieja que está parada en la puerta de un coto de flores con un montón de bolsas, que cuando pasas te pide sin mirarte $2.85 para comprar un mendicrim. Parece que cuando alguien le da plata, va, compra lo que quería y se lo da a uno de los muchos gatos que tiene con ella.

El supuesto infectado de HIV que sube al subte y empieza a apurar a todo el mundo para que le de plata, insiste demasiado y para meter presión se pone a mear en uno de los laterales del vagón.

El clon del Gordo Liberosky, que sube en hora pico al subte con unos auriculares gigantes y canta muy fuerte y agudo y mal (el subte le paga para que haga eso…)

El árbitro, que es el único que yo conocí hace unos años. Vestido de referí se pone en los semáforos a dirigir el tránsito, un sábado a las 6 de la mañana yo volvía de lugano en bicicleta y este hombre me sacó una tarjeta amarilla por pasar un semáforo en rojo.

« Página anterior

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.