en el momento justo

Viernes, septiembre 14, 2007 en 2:09 pm | Publicado en detalles | 1 comentario

Esta mañana reconocí a Mellon mientras estaba por viajar, lo acababa de salpicar un auto que pasó y caminaba sacudiendo la pierna damnificada… como si con trabajar en esa feria de monstruos llamada Freakland no fuese demasiado…

(Tengo varias cosas horneadas para postear y dejarlas enfriar el finde. Si mi trabajo me deja las subo.)

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Es como que todo tiene un sentido. No, en realidad no tiene sentido. Hoy se recordaron varias anécdotas con respecto a las bromas que le hicieron al rengo. Como aquella vez que lo subieron arriba de una mesa, sentado en su silla y el pobre tipo no se podía bajar. O la vez que le ataron las manos, le bajaron los pantalones y con un fibron le firmaron todo el culo con nombres masculinos. O una vez, hace poco, le mintieron diciendo que nos visitaba el director general y tenía que sentarse en la calle, al lado de la puerta, en una silla durante largo rato, mientras los bromistas le sacaban fotos y lo filmaban con un celular. Y ni te cuento la vez que lo vi correr. Ah no, esa ya te la conté. Bueno, te cuento la vez que lo vi desnudo en el baño… no, mejor no. Ya sabés demasiado de Freakland. Ahora para ellos, sos un sujeto peligroso.
    Maldito bondi que me mojó las zapatillas!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: