Comparación

Martes, octubre 16, 2007 en 10:02 am | Publicado en detalles | 2 comentarios

Dejarte cortar el pelo por una persona con reflejos (o claritos o como quieran llamarle a eso) es como dejar que alguien con mal de parkinson te practique un transplante de médula osea. La única diferencia es que por suerte el pelo vuelve a crecer.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Son verdaderamente desagradables, hasta a la vista de un ignorante del tema.

  2. “Si lo corto, vuelve a crecer” decía el gran Simio del Rey León. A veces miro por la entrada de las peluquerías a los señores que cortan el pelo, y pienso algo parecido…. ¿me harán eso a mi también si alguna vez poso pie en sus peluquerías?. Qué espanto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: