ropa con inquilinos

Lunes, marzo 10, 2008 en 10:57 am | Publicado en detalles | 2 comentarios

Si no usas una prenda por mucho tiempo, puede ser que al usarla encuentres en ella uno o varios gusanitos blancos, que no serían asquerosos si no los descubrieras recién cuando tenés esa prenda puesta.

nota: esto está basado en una experiencia personal, no es algo que pasen todos los días.
nota 2: supongo que el gusanito era una polilla bebé, pero solo es una suposición.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Los hijitos-polilla tienen la cabecita oscura y el resto de su gusanitud blanquita tirando a transparente.
    Si era así… estabas ante un polillitín.

    PD: qué tal el sábado?

  2. Creo que yo ya te conté de aquella vez que un hormiguero se mudó a mi campera que estaba sobre un sillon. Lleno de hormigas y de sus huevitos.
    Es lindo conectarse con la naturaleza, pero eso es un abuso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: