visita

Sábado, enero 10, 2009 en 9:00 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 5 comentarios

Y de casualidad llegué a ese lugar, el parque de los castores.Por supuesto no se llama así, pero da lo mismo nombrarlo de esa manera, o castoropolis, o beaverton o el diquecito.

1

algunas fotos acá abajo

2

un castor comiendo

un castor comiendo

un castor andando en patineta

un castor andando en patineta

y ningún viaje es completo sin una visita a la tienda de souvenirs…

almohadón

almohadón

deliciosas golosinas para castores

deliciosas golosinas para castores

Anuncios

5 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. hecho en…????

  2. no puedo revelar eso!

  3. El hogar de la Nena Castor 🙂

  4. yo no te quiero mentir andee pero me parece que lo de la segunta foto no es un castor, se parece mucho a un conejo :S

  5. quiero ese almohadon, ene l medio de la noche, cuadno menos lo esperes, cuando estes soñando con julio sabato….va a desaparecer
    muajajaja

    ajajjaja

    jijiiji

    ¬¬


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: