en el fondo hay lugar

Miércoles, abril 22, 2009 en 9:00 pm | Publicado en que demonios... | 3 comentarios

afiche-1

En estos últimos días me encontré con muchos flyers con el mismo texto que tiene el de arriba, y la verdad que no se… si un lugar no tiene capacidad ilimitada no es tan tentador…

destination anywhere

Lunes, abril 20, 2009 en 9:00 pm | Publicado en que demonios... | 4 comentarios

Aunque me lo diga la máquina que da boletos en el colectivo cada vez que la veo, no le voy a decir mi destino al chofer. Como si lo supiera…

elevator action

Viernes, abril 17, 2009 en 11:16 am | Publicado en viajando por baires, vintage | 3 comentarios

https://i1.wp.com/www.consoleclassix.com/info_img/Elevator_Action_NES_ScreenShot2.jpg 1. En Retiro – o en catalinas, donde están los edificios altos – hay un edificio que tiene el ascensor pegado a una de sus paredes, y cada vez que paso, no puedo parar de pensar en su parecido con el elevator action.

2. Que mentira eran los juegos de compu viejos, que en la caja te venía una supuesta imagen del juego que era espectacular, pero cuando lo jugabas no se parecía en nada de nada.

señora bronca

Martes, abril 14, 2009 en 9:00 am | Publicado en broncas | 2 comentarios

Hotmail no se cierra, es que no tienen sentido común?

A cada persona que reenvíe ese mail le regalaría una remera rosa que diga Tarado,  sin importar su sexo.

lo mismo

Lunes, abril 13, 2009 en 9:00 am | Publicado en detalles | 4 comentarios

Agua Saborizada es Jugo aguado, pero dicho de una manera que tenga punch comercial.

los colados

Sábado, abril 11, 2009 en 9:00 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas, viajando por baires | 8 comentarios

Y uno se acostumbra que a la noche el tren es gratis, o se lo dijeron tantas veces que tenía que ser cierto. Entonces llega el día en el que mientras estás volviendo a tu casa en tren -gratis- con un poco de sueño, escuchás del fondo del vagón una voz áspera y sonora que dice “boletos, por favor”. ¿Pero no era gratis? No, parece que no, y de golpe el aire que respirás parece que acaba de salir de la heladera, y te acordás de esas noticias que decían que una vez habían tirado de un tren en movimiento a un chico que no había pagado boleto. Pero no podía ser verdad, aunque eso no te pone menos incómodo. Pasa el tiempo y la voz es más cercana, y los nervios hacen que el tiempo pase un poco más despacito. Levantarse para moverse al vagón siguiente sería prolongar lo inevitable, además de obvio. Y como falta mucho para mi estación, bajarme en mi destino antes de que me soliciten el boleto que nunca saqué es algo que no va a pasar. La única alternativa no muy brillante que se me ocurre es mirar al piso y esperar. Después de un rato, me di cuenta que la voz que pedía boletos se estaba refiriendo a mí. Miedo. Estuve callado un buen rato, a lo que mi acompañante le respondió No tenemos. Cómo que no tienen. Nos creíamos que la boletería estaba cerrada. Estaba abierta. Bueno, no sabíamos. Tienen que pagar una multa– no lo dudé y antes de que termine de pronunciar el multa mi mano estaba alargada, con un billete en la punta de los dedos, sin dejar de mirar al piso. Hubo un cambio de dinero por papelito de multa y luego silencio. Se había ido.

Que incomodidad.
multa

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.