108 minutos

Martes, enero 26, 2010 en 7:00 pm | Publicado en lost | 3 comentarios

108 minutos en el reloj que gira, los números en los relojes, en camisetas, en patentes de auto, en medicamentos, en números de asiento y en un billete de lotería. Alguien que nunca se veía y todos nombraban y seguían, los franceses que estaban locos y que fueron víctimas, el templo que era un misterio y es un misterio, namasté, el chico que seguía al viejo guiado por la providencia, el chico de la one-hit-band que extrañamos, el médico que era líder, la prófuga que era interesante, el chico lindo que era malo, la embarazada que de adolescente era darkie y ahora no está, el pobre diablo que creíamos que estaba vivo, el tipo de los ojos delineados que de adolescente era igual que ahora que tiene muchisímos años, el que siempre tiene un plan que era un genio y ahora perdió el norte, los que viven juntos y mueren solos, la iniciativa que era un recuerdo setentoso y pasó a ser un hecho actual sesentoso, el pie de piedra, la estación para espiar a los demás, la barba postiza, las antorchas, los barcos que no se quieren ir, la estación de radio, los jabalíes, los osos polares y las arañas que si te pican parece que te morís, los muertos que aparecen, la gente enterrada, el ruidito del monstruo y los susurros, despertarte en marruecos, los conejitos con números, las barritas apollo y el pollo frito de Mr Clucks, los mexicanos millonarios y los coreanos pescadores, una escotilla, tres aviones, la estación que tira veneno y la que está abajo del agua, un ojo de vidrio y alguien con un parche, dos esqueletos en una cueva, el anillo con la DS, una puerta con un mapa, tuneles cerrados, system failure y el cielo violeta.

Y por fín pasó todo este tiempo, y nada más siete días quedan para la última temporada de la mejor serie de televisión de la galaxia.

Lost Poster 07

así funcionan esas cosas

Domingo, enero 24, 2010 en 1:41 pm | Publicado en mis dibujos | 2 comentarios

1. ansiedad

sé lo que hiciste al mediodía

Jueves, enero 21, 2010 en 12:05 am | Publicado en que demonios... | 3 comentarios

Si decís de ir a comer con alguien al mediodía, cumplilo, porque sino puede que te espíen en silencio y te encuentres con notas misteriosas en tu escritorio cuando volvés de comer.

Convencido

Martes, enero 19, 2010 en 11:08 pm | Publicado en viajando por baires | 2 comentarios

Hubiera apostado todo lo que tenía encima (que en ese momento era bastante, porque cargaba con mi cámara) a que la señora que estaba sentada enfrente mío en el tren tenía una máscara, su rostro no podía ser así.

Los niños crecen

Domingo, enero 17, 2010 en 11:51 pm | Publicado en asco, películas | 2 comentarios

Y los gatos también
Sabía que era cuestión de tiempo, y al fin sucedió… el joven Bruno, o la pequeña Florencia dejaron olvidado en el patio de casa una pata, que parece ser de gorrión, o de algún pajarito parecido. Como cualquier persona que vió El Padrino, corrí a ver que no haya nada ensangrentado en la almohada de mi cama, y por suerte estaba libre de rastros asquerosos.

Por lo pronto no sé donde está el resto del ave, y no quiero saberloç

La conspiración

Viernes, enero 15, 2010 en 12:33 pm | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

Padre me regaló un libro de Dan Brown, pero me dí cuenta de que me avergüenza mucho leerlo en público, siento como que es lo mismo que ir en el colectivo leyendo El Secreto o uno de esos libros de Chistes de Gallegos de Pepe Muleiro.

prioridades

Miércoles, enero 13, 2010 en 2:37 pm | Publicado en cosas mías | 2 comentarios

Hechos
(1) el ascensor tiene cámara de vigilancia
(2) el ascensor tiene una pared completa ocupada por un espejo

Siendo (2) muchísimo más relevante que (1), luego poco importa (1) para que yo pueda disfrutar de muchas maneras – todas de índole narcisista – de (2) cada vez que me encuentro en el ascensor completamente vacío.

popular

Martes, enero 12, 2010 en 10:43 am | Publicado en que demonios... | 8 comentarios

Todavía estoy desconcertado porque ese empleado de Starbucks, de voz familiar pero que creo que nunca había visto, escribió mi nombre en el vasote sin preguntármelo. Y no es que visite en ese lugar tan seguido. Volvería solo para preguntarle cómo sabe cómo me llamo.

Los extras

Lunes, enero 11, 2010 en 1:49 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

En las películas siempre pasa, los personajes que aparecen son contados con los dedos de una mano, y participan en gran parte del relato. Pero a veces hay otros personajes, que aparecen tan poquito que ni llegamos a saber cómo se llaman. Vienen, dicen algo y se van. Y siempre eso que dicen es algo a lo que hay que prestarle atención, o que le sirve al personaje principal, porque en las películas todo lo que pasa tiene relación con la película, nadie aparece y dice “me encontré un perro lastimado y me lo llevé a casa” si el perro no es parte del guión o si después no va a pasar nada relacionado con un perro que tiene una pata rota.

Situación:  sábado a las 9, saliendo de un bar y buscando un supermercado en una zona donde no hay supermercados, para comprar algo para llevar a un cumpleaños. Caminando rápido y desorientado, pasando por el único lugar que conocía pero que estaba con la persiana baja, nos cruzamos con un tipo que estaba entrando a su casa, cargadísimo de bolsas y transpirando.
– Disculpanos, donde compraste todo eso?
– En el supermercado de acá a la vuelta
– Es en la paralela a esta, no?
– Si, es el único abierto

Tal vez no se aprecie porque está escrito, pero el tipo nos dijo es el único abierto con otro tono, como si supiera que yo estaba desesperado y que había visto que el resto de los lugares ya estaban cerrados. (Fue como en Volver al Futuro III, cuando Samuel Colt le dice a Marty que tenga cuidado en el futuro, sin saber que Marty se estaba por subir al deLorean empujado por el tren)

La cosa es que siempre hay extras en nuestras vidas, de esos a los que les dan un bolo, unas líneas para que digan enfrente nuestro, que parece que alguien los pone a propósito para ayudarnos en algo. Obvio que nunca más los volvemos a ver, es raro que un extra consiga un papel secundario, incluso en nuestras vidas.

timestamp

Martes, enero 5, 2010 en 3:39 pm | Publicado en broncas | 2 comentarios

Odio que la gente le pegue a sus fotos esa fecha con texto amarillito que deja la cámara digital. Queda espantoso, y si uno quiere saber la fecha de la foto, va a propiedades del archivo y chau.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.