popular

Martes, enero 12, 2010 en 10:43 am | Publicado en que demonios... | 8 comentarios

Todavía estoy desconcertado porque ese empleado de Starbucks, de voz familiar pero que creo que nunca había visto, escribió mi nombre en el vasote sin preguntármelo. Y no es que visite en ese lugar tan seguido. Volvería solo para preguntarle cómo sabe cómo me llamo.

Anuncios

8 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. todo un misterio… :S

  2. Guau

  3. Solo por saber:
    ¿volviste a usar esa remera con tu nombre?

  4. Ayer descubri tu blog y me quedé como hasta las dos de la mañana leyendolo.

    sobre el post de hoy… mm, seguro te miro la tarjeta de ingreso del trabajo, si es que tenes.

  5. ni remera ni tarjeta, lo juro (tengo tarjeta de ingreso pero siempre está escondida en mi mochila)

  6. Siendo esto cierto, ¡decime que no ingeriste el contenido de dicho vasote!

  7. Tal vez el empleado conoce Sucumbiendo(o no necesariamente) y alguna vez vio una foto tuya(?

  8. La gente de Los starbucks manejan grandes bases de datos?
    :S


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: