Los niños crecen

Domingo, enero 17, 2010 en 11:51 pm | Publicado en asco, películas | 2 comentarios

Y los gatos también
Sabía que era cuestión de tiempo, y al fin sucedió… el joven Bruno, o la pequeña Florencia dejaron olvidado en el patio de casa una pata, que parece ser de gorrión, o de algún pajarito parecido. Como cualquier persona que vió El Padrino, corrí a ver que no haya nada ensangrentado en la almohada de mi cama, y por suerte estaba libre de rastros asquerosos.

Por lo pronto no sé donde está el resto del ave, y no quiero saberloç

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. lo peor es que no era una pata solamente, había como un cuarto trasero con plumitas :S

  2. como que quisieron ofrendarte y se arrepintieron
    que paso?
    que les hiciste?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: