ackward

Lunes, mayo 17, 2010 en 8:08 pm | Publicado en cosas mías | Deja un comentario

verdad: estás corriendo en un gimnasio que queda muuuy lejos de tu casa, donde nadie te conoce y en que vas a estar solamente por cinco días. Cantar “hell yeah, i’m a mother fuckin pincess” a un volumen considerable en la cinta es completamente válido.

consecuencia: que después un viejo desagradable venga a hacerse el simpático, con obvias segundas intenciones.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: