Santiago

Jueves, abril 12, 2012 de 6:09 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ir caminando por calles nuevas para vos a la tarde, para que un hombre de dudosa higiene, con una mochila llena de tijeras de podar empiece a caminar a la par tuya, te empiece a contar que mañana vuelve a la cárcel, te pida plata para algo, y que al negarte se vaya como si nada, te hace sentir dueño de esa falsa sensación de seguridad cuando estás en modo turista, lejos de tu casa.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: