periferia, paraíso de los bardos

Domingo, noviembre 11, 2007 en 9:24 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

2 AM del Sábado a la madrugada en Viewer’s Hills. Estoy corriendo lo más rápido que puedo, tratando de llegar ya a casa. Sin detenerme ni un poco me saco el morral, y cuando estoy pasando por la casa de rejas donde vive mi antiguo profesor de guitarra, lo revoleo hacia su interior, pero con tanta mala suerte que apenas queda del lado de adentro… me doy vuelta y los tres villas que me corrían ya estaban bastante cerca, así que me arriesgué y seguí corriendo. El próximo paso era deshacerme de las únicas dos cosas de valor que tenía encima: mi iPod y mi teléfono,los junto en mi mano derecha y espero a pasar por un lugar donde haya pasto, para dejarlos escondidos ahí… pero en ese momento me doy vuelta y noto que ya no me corrían más (suelo ser muy veloz en situaciones de riesgo). Hago una cuadra más y me encuentro a un conocido en su auto, al que le digo que volvamos a buscar mi morral. Llegamos y, como me lo imaginaba, mi bolsito violeta ya no estaba, ergo mi billetera ya no estaba, y mis apuntes tampoco estaban.

Pero bueno, después de años de encontronazos perdí algo en este tipo de incidentes, algún día me tenía que pasar.

Anuncios

Jeans

Lunes, noviembre 5, 2007 en 9:26 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 6 comentarios

Fue hace mucho tiempo, tenía 12 años y se me dio por romperle las rodillas a un jean que tenía. Había quedado bastante bien (se veía como desgastado en serio), pero en mi casa no pensaban lo mismo… mi abuela había enloquecido porque le parecía una aberración, ya que “ninguno de mis amigos se vestía así“. Después de muchas idas y vueltas, el conflictivo jean desapareció misteriosamente.

La semana pasada me crucé con uno de esos amigos de aquel entonces, con el que mejor me llevaba. Se dedica a cantar en bares, haciendo tributos a Ricardo Arjona.
Con razón nos vestíamos distinto.

acosado

Martes, octubre 2, 2007 en 2:52 pm | Publicado en cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 9 comentarios

Fue hace tres sábados, más o menos al mediodía. Hacía frío, me pongo el blazer y salgo para la facultad. Bajo del colectivo en una plaza y camino lo que me queda de recorrido, que serán más o menos seis cuadras. Como no era una avenida y es una calle poco transitada, iba caminando por la calle, cerca de la vereda izquierda, escuchando música. en eso veo que por al lado mío aparece un audi plateado (no me pregunten el modelo, mi observación más técnica es que era lindo y parecía nuevo), que baja la velocidad hasta andar a la par mía. Miro a la persona de adentro del auto, esperando a que me pregunte por alguna calle, y veo que dicha persona – un viejo, que se parecía  Jorge Julio López, pero menos viejo – me mira y me empieza a hacer gestos, y cuando digo gestos me refiero a esos gestos que un viejo verde le hace a una colegiala.
Obviamente no supe que responder a esto y, medio asqueado segui caminando sin decir nada; el viejo estacionó el auto en la esquina y se quedó esperandome, y arrancó y se fue recién después de que yo me había alejado un poco.
Está bien, buscando el lado bueno de esto… es positivo que la gente se fije en vos, pero definitivamente los viejos con plata no son el target al que apunto! Y ahora se lo que siente una chica en esas situaciones…

(Perdón por meter dos posteos seguidos de ‘sabado en la facultad’, pero son cosas que no me pasan seguido y quería contarlas) 

Espera

Viernes, septiembre 14, 2007 en 4:32 pm | Publicado en cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 16 comentarios

caja.jpgLlego a la entrevista temprano, pero opto por no llegar entrar antes; veo en la esquina un bar que me va a ayudar a hacer tiempo, así que entro y me siento.

Una caja registradora vieja, una barra con botellas amarillentas, al lado de otras con colores y bien llenas. Ginebra Bols, ceniceros de aluminio, una barra de madera bien gastada, ventanas muy limpitas, ruido de la máquina de café y medialunas atrás de una pecera de vidrio, que no olían a medialunas recien hechas. El libro de Cuentos completos de Cortazar, que espero nunca se termine. Jugo de naranja. Exprimido. Una porción de pastafrola, tambien hay de coco, no, me quedo con la pastafrola. un vaso grande lleno hasta el borde, que se terminó en seguida. de fondo la radio, hablando de la ley de bosques. Se hicieron las 8:59, y me tenía que levantar para ser estrictamente puntual, como me gusta.
La entrevista fue perfecta, casi tanto como el desayuno.

Top 3 – mi bici y sus ganas de ser robada

Martes, septiembre 4, 2007 en 1:48 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 5 comentarios

Situación 1 – Verano de 2000

Viewer’s hills – a la tardecita

Salgo de casa con mi mountain bike roja y a las cinco cuadras se me cruzan tres en dos bicis. El que era llevado se fue en mi bicicleta y el resto se llevo mi billetera (que estaba llena de papelitos con mucho valor afectivo, pero nada de plata), y unos lentes negros que había canjeado en una promo de Sprite.

Situación 2 – Primavera de 2004

Viewer’s hills – a la tardecita

Salgo de casa con mi bici nueva (hacía una semana que me la regalaban), y antes de llegar a la esquina, se me cruzan dos que venían por la vereda, uno toma la bici por el manubrio y el otro me tira al piso… se estaba repitiendo lo mismo de antes, y con una bici nueva! no podía permitir esto, y lo único que se me ocurrió, fue aplicar resistencia no violenta, a lo Gandhi. Caí al piso enroscado en mi bici, y aguanté unos golpacitos hasta que se cansaron y se fueron, mientras yo sonreía en el piso con mi bici, que seguía siendo mía.

Situación 3 – Ya no me acuerdo, fue hace un año y medio

Viewer’s hills – a la tardecita

Volvemos a casa, después de pasar a buscar a ella a la parada del colectivo. Venimos caminando y yo llevo la bici (la misma de la situación 2) a un costado. Estábamos a mitad de cuadra cuando de la esquina aparece uno que se acercaba de a poco. Cuando lo tengo a diez metros me dice algo como “dejá la bici en el suelo, guacho“. Cuando lo tengo a cinco metros digo “No“, y cuando estamos cara a cara pasa y me dice bajito “Disculpá“. Al rato miro para atrás y ya no estaba, se había ido corriendo o… desapareció (música de dimensión desconocida).

Con mi bici creo que fueron esas tres nada más, hubo varios intentos frustrados, eso si. Y como detalle, todos los encontronazos los tuve a la tarde, así que no teman a salir de noche que es casi lo mismo.

Con respecto a lo de arriba: yo me volvía a las 6 de la mañana de Lugano en bicicleta hasta mi casa, y aunque mi imagen cause todo lo contrario a miedo nunca me pasó nada.

Con respecto a lo de arriba: una vez batí mi record volviendo de Lugano manejando sin manos (y es un viaje de 30 minutos, ojo)

Con respecto a todo el post: nótese que no usé ninguna denominación para los vishas y cabezoides que me quieren privar de mis cosas, y que tampoco les deseé enfermedades terminales en ningún momento.

Expendedoras de gaseosas

Viernes, agosto 24, 2007 en 3:57 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 3 comentarios

img.jpgEs sabido que las máquinas que dan latitas de gaseosa son tan pero tan grandes porque cuando aparecieron en las calles, una persona se encontraba adentro de las mismas para devolverle a la gente la gaseosa que quisiera. Para esta tarea se contrataban enanos, que como muchos saben son antisociales, y como generalmente son discriminados, este empleo les venía bastante bien.
Luego, con el avance de la tecnología, se pudo lograr que estas máquinas realmente sean automáticas, pero no se redujo su tamaño para no despertar sospechas.

Locos

Miércoles, mayo 2, 2007 en 10:34 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 5 comentarios

La gente de la ciudad está loca, bien loca. O es que somos muchos y por ende son muchos los locos. Ayer en una charla demasiado entretenida se enumeraron algunos de estos, acá van los primeros que me vienen a la mente.

Motoneta, se lo suele ver apoyado contra una pared, y cuando pasa alguien delante de el lo sigue y empieza a hacer ruido de moto, valiendose de una ramita que hace las veces de acelerador de moto.

El tren, que va caminando tocando una bocina de tren imaginaria, y que si se detiene por un semáforo en rojo, cuando ‘arranca’ nuevamente hace sonar un silbato.

La vieja que está parada en la puerta de un coto de flores con un montón de bolsas, que cuando pasas te pide sin mirarte $2.85 para comprar un mendicrim. Parece que cuando alguien le da plata, va, compra lo que quería y se lo da a uno de los muchos gatos que tiene con ella.

El supuesto infectado de HIV que sube al subte y empieza a apurar a todo el mundo para que le de plata, insiste demasiado y para meter presión se pone a mear en uno de los laterales del vagón.

El clon del Gordo Liberosky, que sube en hora pico al subte con unos auriculares gigantes y canta muy fuerte y agudo y mal (el subte le paga para que haga eso…)

El árbitro, que es el único que yo conocí hace unos años. Vestido de referí se pone en los semáforos a dirigir el tránsito, un sábado a las 6 de la mañana yo volvía de lugano en bicicleta y este hombre me sacó una tarjeta amarilla por pasar un semáforo en rojo.

Beatle

Lunes, abril 9, 2007 en 10:52 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 1 comentario

7 de la mañana de hace dos domingos, Plaza Italia, paso caminando por una obra en construcción – o lo que sea, había andamios – donde se produjo la siguiente escena con tres obreros/albañiles/o-lo-que-sea:

Persona1: (me mira, y mira a uno que ya estaba a mis espaldas) Mira, el beatle que queda vivo (o sea soy Paul, nadie se acuerda de Ringo)
Persona2: papapapapapapapapapa (dado el comentario debió tratar de tararear una canción de los beatles, pero juro que no entendí nada)
yo: por lo menos tengo todos los dientes…
(silencio, hasta que me alejo mas o menos 10 metros)
Persona1: Ehh…. mmh…. pero asi la chupo mejor! (?)

Creo que hay cierto tipo de humor que no entiendo.

Parecido

Martes, abril 3, 2007 en 3:35 pm | Publicado en cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios


Estoy haciendo un curso donde comparto aula con un tipo que es igual al loco de la película Loco por Mary (There´s something about Mary), que Ben Stiller sube al auto y que quería sacar un video de abdominales en 7 minutos. Espero que este no sea peligroso.

update: pego el dialogo que tiene ben Stiller con el loquito (en castellano)

– Yo soy vendedor. Voy a poner mi empresa.
– ¿De verdad?
– ¿Quieres entrar?
– Yo… no. No tengo dinero ni–
– ¿Conoces Abdominales en 8 minutos?
– Si, el vídeo de ejercicios.
– Sí, pues esto sacará a esos del mercado. Escucha esto…. Abdominales… en 7 minutos!.
– Correcto. Ya entiendo. Veo adónde quieres llegar…
– Piénsalo. Entras a una video tienda, ves Abdominales en 8 minutos y al lado el de 7. ¿Cuál escogerías, amigo?
– Yo me iría por el de 7.
– ¡Eso es, Bingo! Y garantizamos un buen desempeño… como en los de 8 minutos.
– ¿Lo garatizas? ¿Y eso cómo lo haces?
– Si no te satisface en 7 miutos… te enviaremos el minuto extra… ¡gratis! ¿Ves? Ese es nuestro lema. De ahí venimos, de la “A” a la “B”.
– Es cierto. Muy bien. Está muy bien. A menos que saliera Abdominales en 6 minutos …y entonces estarías en problemas.
(aca se pone loquito, se tilda y se le traba la voz) ¡N-No! No, no, no. No son 6. Yo dije 7. Nadie saldría con 6. ¿Quién ejercita en 6 min.? No echas a andar ni el corazón. Ni a un ratón. Come to mi office.
– Why?
‘Cause you’re fuckin’ fired!

Desierto

Miércoles, marzo 28, 2007 en 5:06 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

Por segunda vez en mi vida puse mis pies en suelo platense, tierra maldita por supersticiones y leyendas urbanas. Pasé 1 día entero en esa ciudad, o mejor dicho en sus afueras, y las últimas dos horas fueron las peores: los hechos que le precedieron – de los cuales tengo muy buenos recuerdos – me dejaron caminando al costado de una ruta, según decían a diez kilómetros de la ciudad, con demasiado calor, demasiada sed, víctima de cientos de mosquitos y varios intentos fallidos de intentar que alguien nos lleve en su espaciosa camioneta.
Calor, más calor y la alegría de encontrar una parador abandonado en el medio de la nada – todo un oasis a esa altura – que nos brindó agua fresca. Después siguió la pesadilla, la sensación de estar en una película de terror, donde en cualquier momento llegaría una camioneta (algo así como la de Jeepers Creepers) y que nunca más nadie sepa de nosotros. Comenzar a sentir un olor nauseabundo, y reconfortarnospor decirlo de una manera – al darnos cuenta que solo era un animal muerto…
El tiempo pasa extremadamente lento en esas condiciones, y fue raro darme cuenta que no habían pasado demasiados minutos hasta que apareció un puente que cruzaba un arroyo, y más allá un micro que nos recordó lo que era la comodidad.

Hay fotos que documentan esto, espero lleguen a mis manos para ilustrar este pequeño relato.
Esa ciudad tiene algo, quiero volver pronto.

Voce sabe… (de vuelta)

Lunes, marzo 19, 2007 en 2:19 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 1 comentario

Nuevamente y después de dos días fuimos a ver a autoramas, en un lugar mas chiquito esta vez (Locomondo, en Ramos), junto a the tormentos. Hubo lista nueva, y después del recital, mientras tocaban los lotus, tomábamos un poco de aire afuera. Me tocan la espalda, y al darme vuelta me estaba saludando Gabriel de autoramas (guitarra y voz), nos agradeció a mí y a mi amiga por estar ahí, y hablamos un rato, y luego acosamos a Selma (bajo y voz) quien nos firmó nuestras listas de temas escritas por ellos en una caja de pizza. Hablamos lo primero que se nos ocurrió y después nos fuimos porque no sabíamos que decir.
Me causó mucho cuando Gabriel dijo, en un español dudoso ‘Yo en Brasil doy clases de español, con un bonito acento de Ramos Mejía

Abajo, autoramas en acción, y yo abajo bailando, creo que eso demuestra por que me recordaban… excelente noche!

Postales de mi día

Lunes, febrero 26, 2007 en 10:57 pm | Publicado en cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

2. La Carta

Para Juan
Hola, mi amor! Son casi las 3 de la mañana. Pero estoy feliz! Si, feliz porque estás vivo y sano y entero. No sabes mi amor lo que pasé. Se que tu actuación fue la peor, la más mierda. Solo quiero decirte que sin vos me muero!! en serio, quiero todo y lo quiero ya con vos, no puedo esperar nada. TE AMO! TE AMO! TE AMO! TE AMO!
Quiero verte, ahora estas en una comisaría, imagino tus dedos en mi cintura, tus ojos en mis ojos. Mierda! quiero estar ahí! y perdón! Fue mi culpa. No quiero vivir más acá. Mi vida está con vos. TE AMO! TE NECESITO!!! Quiero darte mimos y besos y abrazos y lengüetazos y amor toooodo para vos mía amor, te amo!!Yo, María

Encontrada por Mellon, antes de volver a casa. Desconocemos el paradero de María y de Juan. Saquen sus propias conjeturas.

La vida es un sueño

Jueves, febrero 22, 2007 en 10:35 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

Estaba en la puerta de mi casa y viene caminando John Travolta por el medio de la calle. Un Travolta en sus buenas épocas, no el Travolta gordo o grandote que vemos en Pulp Fiction, de golpe se escucha música de fondo, la música de una de las canciones de la película Grease, y Travolta empieza a hacer una suerte de coreografía solo. Se empieza a acercar la gente (con Travolta en Lomas de Mirador y con música omnipresente era imposible que no se acerque nadie a mirar) y en un momento John sale corriendo, todos lo seguimos, cruzamos una callecita muy estrecha y llegamos a una cuadra que está como en el medio de una gran fábrica, ahí esta en un remolque el auto de esa película (el grease lighting del final, el rojo) y hay otro auto mas. Y se iba a armar una carrera entre esos dos, me acerco a la multitud y aparecen mis amigos, con oberoles de mecánicos, pero de color rosa…

Después, como en la mayoría de mis sueños, todo se desvirtuó, apareció el supuesto jefe de la empresa donde trabajo, dio por iniciada una carrera previa de autitos a control remoto y no se que cosa más. Pero el comienzo de ese sueño fue genial, y con mucho presupuesto! Contratar a Travolta para protagonizar mi sueño no debe ser nada fácil

Mexico no es solo sombrerotes!

Lunes, febrero 12, 2007 en 12:10 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 6 comentarios

viaje en unos bondis q se llaman peceras
y son muy muy muy muyyyyyyy flasheros
en el q volvia ayer se escuchaba the doors al palo, mucha gente parada y una luz psicodelic
hay video, obvio!

noone

Animal extraño

Lunes, enero 22, 2007 en 5:55 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 7 comentarios

Las rabas se hacen con un animal con forma de anillo, sin boca, ojos, ni organos internos. Es de un color rosado y lo único que hace es ‘aletear’ para desplazarse por el agua, su medio natural. Desconozco el nombre de este animal, pero muy probablemente se llame raba.

Mr. Cab Driver

Domingo, enero 21, 2007 en 5:40 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 3 comentarios

Viernes. 23:30. Subo a un taxi en caballito y le pido que me lleve a retiro. Arrancamos, un poco rápido para mi gusto pero no me molestó. Noté que no había stereo, entonces, para evitar verme obligado a intercambiar palabras con el chofer, me puse los auriculares y escuché Ramones mientras llegaba a destino. En un momento, antes de llegar a av. 9 de Julio, noto que vamos despacio, muy despacio. Miro por el espejo retrovisor, ¡y el chofer estaba dormido! Con mucho miedo y como no soy una persona de ir al choque (ni aún temiendo por mi vida), pensé que hacer. Lo primero que se me ocurrió fue empezar a cantar en voz alta lo que estaba escuchando. Apenas empecé a cantar, el taxista se despertó, abrió un poco más la ventanilla, y aceleró.
Para evitar que se duerma de nuevo, canté mucho hasta que llegamos, tratando de no reírme y haciendome el distraído.

A centímetros de morir

Domingo, enero 21, 2007 en 5:35 pm | Publicado en cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 3 comentarios


Estaba saliendo de un local de ropa, cuya entrada era de cerámica, tenía una escalera y la estaban baldeando. Yo tenía puestas ojotas. La chica que estaba limpiando me advirtió que el piso resbalaba. No le hice caso porque no soy torpe (pensé). Acto seguido patino con el primer escalón, voy derecho al tercero, y estando mi nuca a diez centímetros del piso, una mano amiga tomó mi cabeza salvandola y salvandome.
La muerte me dio un beso en la mejilla. Con ruidito.

Y el premio a la situación más incómoda de la historia es para…

Lunes, diciembre 18, 2006 en 9:16 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 8 comentarios

…andee!!! Por quedarse dormido en un colectivo y despertarse acariciando la pierna del completo extraño que viajaba a su lado, quien lo miraba con los ojos desorbitados.

Sucedió el viernes volviendo de Palermo a las 6:00 AM, y la verdad, no sé como llegó a pasar eso y como pude sobrellevar esa situación. Pero por lo menos se convirtió en una buena anécdota.

Misterons

Viernes, noviembre 24, 2006 en 2:12 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 8 comentarios

Una vez que nos juntamos con unos amigos de la facultad, uno de ellos contó que, trabajando de vendedor mayorista, un día llega a un local donde lo atiende una señora. Él le cuenta lo que estaba vendiendo y la señora le dice que ella no entiende nada, que este negocio era del hijo y que se había suicidado la semana pasada. Mi amigo no supo que responder a esto y la apesadumbrada señora le siguió hablando; le dijo que en la habitación de él lo único que habían encontrado eran 20 cds vírgenes, sin rotular, y le pidió a mi amigo que por favor se los llevara, porque ella no entendía nada de eso. Mi amigo, para no llevarle la contra y darle el gusto a la desventurada madre, se llevó los discos y cuando llegó a su casa los probó…

Todos contenían lo mismo: era el primer disco del juego Los Sims 2 (el juego se compone de 4 discos). La historia no tuvo un remate fabuloso, pero la verdad que ese día nos pareció raro y sirvió para inventar miles de conclusiones que relacionaban el suicidio del muchacho con el juego de PC.

Meses después me compré una compu nueva, y me copié el Sims para ver de que se trataba… y descubrí el misterio!

No es nada del otro mundo, la cosa es que el primero de los cuatro cds del juego tiene una protección anti copias o algo por el estilo, que cuando copias el cd no te da error pero cuando lo querés jugar no se puede. Así que la cosa fue que el muchacho probó 20 veces lo mismo, y luego se suicidó, vaya uno a saber por qué misteriosa razón.

La luz mala

Jueves, noviembre 16, 2006 en 9:21 am | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 7 comentarios

Desde hace meses tengo en mi pieza una tele, que siempre estuvo desenchufada, porque
a)
no hay enchufe cerca, y mas importante porque
b)
no miro tele.
Hace pocas semanas se quemó una de las teles de casa, y por supuesto, vinieron a por la tele que nunca se usa, dejando en el mismo lugar la tele quemada, total, nadie notaría la diferencia.

Desde el día que llego esa tele, todas las noches cuando apago todo para dormir, soy testigo del fantasmal resplandor del fósforo de su pantalla (y eso que ya hace un mes que no se le suministra corrienete). En otros momentos de mi vida me hubiera asustado demasiado, temiendo que la omnipresente televisión note que no soy su esclavo.

Ah! A los que no me conocen o nunca se los dije, me encanta decir que no miro nunca tele, pero miro muchas películas y sigo series desde la compu todo el tiempo. Se podría decir que solo miro cosas que se editaron en dvd… no es buen filtro, pero por lo menos se que nunca van a llegar a mis ojos esos programas de chimentos de la tarde, ni las quejas ridículas de Santo Biasatti.

« Página anteriorPágina siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.