periferia, paraíso de los bardos

Domingo, noviembre 11, 2007 en 9:24 pm | Publicado en relatos, teorías y anécdotas | 2 comentarios

2 AM del Sábado a la madrugada en Viewer’s Hills. Estoy corriendo lo más rápido que puedo, tratando de llegar ya a casa. Sin detenerme ni un poco me saco el morral, y cuando estoy pasando por la casa de rejas donde vive mi antiguo profesor de guitarra, lo revoleo hacia su interior, pero con tanta mala suerte que apenas queda del lado de adentro… me doy vuelta y los tres villas que me corrían ya estaban bastante cerca, así que me arriesgué y seguí corriendo. El próximo paso era deshacerme de las únicas dos cosas de valor que tenía encima: mi iPod y mi teléfono,los junto en mi mano derecha y espero a pasar por un lugar donde haya pasto, para dejarlos escondidos ahí… pero en ese momento me doy vuelta y noto que ya no me corrían más (suelo ser muy veloz en situaciones de riesgo). Hago una cuadra más y me encuentro a un conocido en su auto, al que le digo que volvamos a buscar mi morral. Llegamos y, como me lo imaginaba, mi bolsito violeta ya no estaba, ergo mi billetera ya no estaba, y mis apuntes tampoco estaban.

Pero bueno, después de años de encontronazos perdí algo en este tipo de incidentes, algún día me tenía que pasar.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. hijos de puta

  2. qué bajón…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: