Instrucciones para sentirse un tarado

Lunes, julio 25, 2011 en 4:54 pm | Publicado en cosas mías, gatos | 3 comentarios

1. Levantarse tarde para ir a trabajar.
2. Ducharse medio a las apuradas.
3. Salir y encontrar a un gato ajeno en tu comedor, comiendole la comida a tus gatos (no ajenos)
4. Asustar al gato intruso para que se vaya corriendo.
5. Detenerse a pensar de golpe, darse cuenta que el gato instruso es conocido y salir al patio a buscarlo.
6. Ver que el gato no se fue, y que, para sorpresa de uno, es el mismo gato que abandonó de un día para otro el hogar en donde ahora está comiendo.
7. Sentirse invadido de felicidad al ver que el gato recorre las habitaciones, como si ya las conociera desde antes, y se deja acariciar y hacer upa.
8. Recordar que hay que ir a trabajar, dejar al gato encerrado, con mucha comida y una casa tibia, y salir cantando de felicidad.
9. Comentarle a todo el mundo el extraño caso de un gato que vuelve de la nada, después de un año de estar desaparecido, y pensar en la nueva convivencia con el resto de los integrantes gatos de la casa.
10. Recibir una llamada del amigo que vive con vos que te diga “Es una gata, no un gato”.

arte, arte, arte

Domingo, julio 24, 2011 en 11:53 pm | Publicado en cosas mías | Deja un comentario

Un día fuimos a ver la torre de Babel de libros que habían armado en Plaza San Martín, y nos encontramos con la señora que la construyó. Y sonreímos cuando un ratito más tarde la cruzamos y nos dijo “chau chicos”, con la voz rasposa y tan característica de Marta Minujín.

ausente con presencia

Sábado, julio 23, 2011 en 1:28 am | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

Disculpe profesor, el viernes pasado no pude venir a clases, porque en el camino hasta acá pasé por la avenida Corrientes y una chica apareció de la nada y me regaló una entrada para La Novicia Rebelde, la verdad hubiera sido muy tonto rechazar esa oferta para cursar, tengo principios, sabe?

Hoy no dije esta excusa, porque sonaba muy estúpida y tan poco creible que preferí decir “estuve tapado de trabajo, Emi”.

CHICOS, en la novicia rebelde hay nazis! es el giro más inesperado que podía tener el guión, le gana por lejos a cualquiera de esos finales tramposos de películas. Lo mejor de todo es que para mi ya evidente asombro a esa altura, casi casi vencen a los nazis cantando. Uh, spoiler…

school days

Jueves, julio 21, 2011 en 1:05 am | Publicado en broncas, cosas mías, relatos, teorías y anécdotas | 1 comentario

Creí que nunca me iba a tocar a mí, hasta que golpearon a mi puerta….

…. y el día en el que alguien se tomó el trabajo de escanear una foto, de esas que se imprimían, y la subió a su perfíl de facebook, y resultó ser que esa foto justo era una foto de sus compañeros de primaria, entre los cuales me incluyo… ese día llegó, ese día me tocó a mi, y solo fue cuestión de tiempo para ver que consecuencias funestas desataba.

Salvo honrosas excepciones, si el destino o tu propia voluntad hacen que la gente se separe, sería antinatural que obremos de otra manera, y de que tratemos de forzar una reunión entre completos extraños; yo personalmente temería que los dioses se ofendan ante este intento de reunión forzada. O sea, ya todos rondando los treinta, pasamos la mitad de nuestras vidas sin ver al resto de estas personas, crecimos, maduramos o no, pero seguimos diferentes caminos. Más allá de compartir recuerdos sobre comentarios soeces, chistes básicos, e insultos crueles hacia los más débiles – no se si incluirme o no – yo no conozco a esa gente, y es una lotería si me pueden caer bien, o resultarme unos tarados de primera. Vamos, las posibilidades de que te caigan bien son las mismas de que te caigan bien las veinte personas que están haciendo la cola para edenor con vos en la puerta del Banco Provincia.

Pero no, a pesar de lo que uno piensa, racionaliza y anticipa a priori, uno se tienta, uno quiere verlos, siente esa curiosidad, esa ansiedad morbosa de verse, y esa adrenalina de compararse con los demás, de decir yo llegué más lejos, yo no soy ese gordito, yo ya no soy la anteojuda, yo no soy el judío, yo no miro para abajo cuando me hablan, yo no soy el prolijito, y a mi no me viste mi mamá. Todos nos queremos redimir, no importa ante qué perdedores, ante qué conocidos o ante qué amigos, cualquiera que sienta algo de tentación de ver a la cara a estos extraños con nombres que nos suenan, es para echarles en cara algo que masticamos durante mucho tiempo, y ahora tenemos la pose para decirlo, porque los bocones van a seguir siendo bocones, pero los bulleados deben tener un millón de excusas para hacer sentir a los bullies unos fracasados.

Creo que quiero ir.

Excusa

Sábado, marzo 19, 2011 en 11:25 am | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

Libro nuevo a una semana de empezar la facultad, ya sé cual va a ser el motivo de que la tarde previa al primer parcial me desespere y grite histéricamente “no se nada!!!”

20110319-112417.jpg

el andee del pasado me deja plata

Viernes, enero 14, 2011 en 9:00 pm | Publicado en cosas mías | 1 comentario

Sí, soy un desastre con la plata y con mis gastos, no tengo ahorros y no llevo cuenta de casi nada. Pero a que vos no te encontrás cincuenta deliciosos pesos en la billetera escondidos atrás del carnet de tu obra social. Encima no se ni desde cuando estaban ahí.

Métricas

Sábado, diciembre 25, 2010 en 6:49 pm | Publicado en cosas mías | 1 comentario

Hacía como cinco kilos que no iba a la playa.

oda a los impulsivos

Jueves, noviembre 25, 2010 en 2:04 pm | Publicado en broncas, cosas mías, rock! | 6 comentarios

Martes post feriado de Lunes, medio dormido muevo el mouse de la compu para que se prenda y ver mis mails, y el primero que leo dice Beck en el Luna Park, este Domingo. Como era una promocion de entradas con descuento no lo dudé, y a los diez minutos estaba completamente lúcido – o eso pensaba – terminando de comprar no una, sino dos entradas (es Beck, cualquiera me querría acompañar) para lo que iba a ser ese terriblemente buen recital. Diez minutos después, habiendo comentado la noticia y mi hazaña a varias personas, la realidad me da un cachetazo al pasar y me grita “taradoooo”, porque recibo el mail de confirmación. Y sí, era el flamante acreedor de dos entradas para JEFF Beck.
Jeff Beck es un virtuoso guitarrista que se codeó con tipos como Eric Clapton, y dista mucho de ser el Beck que saca discos usando como títulos palabras que no existen y que tiene canciones geniales y pegadizas. Y yo tengo entradas para alguien que hasta hoy apenas sabía de su existencia, en qué retorcido universo dos artistas se llaman de la misma manera??? me siento tan estafado como cuando te ponen en afiches en letras gigantes SABINA, y en letras chiquititas “tributo a”. Y me siento tan idiota como alguien que no piensa antes de cargar los datos de su tarjeta de crédito.

Jeff Beck, no sé a quien demonios voy a encajarle esas entradas, que idiota soy!

secuela de fin de semana

Miércoles, septiembre 15, 2010 en 11:41 am | Publicado en broncas, cosas mías, rock! | 3 comentarios

Levantarse sobre la hora como siempre como siempre. La ducha, los dientes, el pelo seco y la laca (que rico huele). Ver que combina, ponertelo y ver la temperatura. Decidir si te vas a morir de frío/calor o si vas a volver a elegir vestuario. Meter todo en el morral, tratar de no olvidarte de nada, ni las llaves, ni la plata, ni las monedas ni los documentos. Dejarle comida a la gata y salir. Volver antes de abrir la puerta, agarrar el iPod y los auris, y ahora sí salir en serio. Casi, volver para agarrar la ropa apara llevar al lavadero. Cierro puerta de entrada, cierro puerta del pasillo y salgo escuchando Little Boots, que es mi nuevo vicio pasajero). Es demasiado el preámbulo necesario para salir de casa, pero vale la pena si sabés que todo está en orden y no omitiste nada de lo necesario para sobrevivir el resto del día.

Pero la sorpresa-vergüenza-frustración me invade cuando llego al trabajo, me saco mi abrigo y veo que mi remera rosa de Ramones ostenta la palabra “destruído” escrita con la birome de nosequién, que al parecer no quiso salir al ser lavada, y que nunca noté al ponérmela. Me estoy muriendo de calor pero sigo con el saco puesto, a la espera del mediodía, para encontrar una remera no muy costosa, bonita y sin nada escrito.

laundry

Jueves, septiembre 2, 2010 en 2:56 pm | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

Esperando en la puerta del lavadero, con muchisima ropa encima y medio enojado porque la persiana estaba baja y habia un cartelito de abrimos media hora mas tarde.

Veinte minutos espere en la puerta, y para mi sorpresa no vino alguien caminando desde la esquina, sino que abrieron la persiana desde adentro. Sale la chica que siempre lava mi ropa, y mirándome desde la oscuridad lo veo al dueño del local! (Por si no se entiende, el local no tiene nada adentro más que los lavarropas gigantes, y no hay muchas cosas que puedan hacer dos personas a oscuras ahi).
Entonces yo sabía, y ellos sabían que yo sabía. Que hice? Deje mis cosas y me fui, sin sonrisa complice ni nada… no estoy en posicion de poner cara de  yo sé lo que hicieron, son quienes lavan mi ropa y mis sábanas, así que saben más de lo que quisiera…

consulta médica

Sábado, agosto 21, 2010 en 4:15 pm | Publicado en cosas mías | 1 comentario

andee: viste algo mal?
Doctor: Mirá, tenés escoliosis, muy poquita, pero existe un desvío en la columna, a la altura de la cintura
andee: uh… esta desviación puede haber sido causada por la alta exposición al sábado a la noche y por el hecho de bailar hasta quedar completamente rendido?
Doctor: Oh si, sin lugar a dudas

(las dos primeras líneas son reales)

paréntesis: mi sueño

Martes, agosto 10, 2010 en 4:56 pm | Publicado en cosas mías | 1 comentario

Un local casi vacío, con bastante luz. Una persona sentada mirando a la pared, con otra parada a sus espaldas. La persona parada es una señora y cuando entro me mira, y levantando una mano, en la que tenía unas tijeras me dice “Te corto?“. Digo que sí, un poco nervioso. Entro en la supuesta peluquería y la señora me obliga a pararme mirando a la pared, hay un espejo, chiquito y está lejos de mi vista. Me pregunta que quiere que me haga, y yo le digo que me retoque un poco el flequuillo, que pienso que es lo que menos doloroso va a ser. La señora me corta el flequillo, que por un extraño motivo ya estaba húmedo, y cuando termina me lo seca con un secador de pelo muy chiquito y muy viejo, que no sé de donde salió (el local estaba vacío salvo por ella, el espejito en la otra pared, la silla y el otro cliente sentado). Termina o le digo que termine, le pago los diez pesos que costó el corte y voy desesperado a verme en el minúsculo espejo, me veo y antes de ver cómo había quedado me despierto.

Fue solo un sueño, pero me da vergüenza admitir que el sudor frío que sentía en el pecho me hizo notar que lo sentí como una pesadilla.

stepmom

Miércoles, agosto 4, 2010 en 7:38 pm | Publicado en cosas mías | 1 comentario

Mamá Carolina limpia nuestra casa los miércoles por la mañana y hoy
1. me dijo que cambie las sábanas
2. le dejé la compu prendida y cuando volví estaba Depeche Mode en casa
3. me dió monedas para viajar!

Como no querer mucho de golpe a Mamá Carolina?

los días que no sale el sol…

Miércoles, junio 2, 2010 en 11:33 pm | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

…me dedico a recuperar, todo el peso que perdí, indigestión con lemon pie…

Es una torta, no parece súper complicada, y si en clarín la receta para hacerla tiene menos de 200 palabras no puede ser nada del otro mundo; o al menos eso pensé. El lemon pie se compone de tres capas, contando desde abajo hacia arriba, a saber:

1. Masa de torta, bastante simple y no muy alta
que resultó ser tan bajita que se terminó quemando por igual arriba y abajo
2. Un relleno de crema de limón
acá es donde aprendí que si usamos un ingrediente menos, algo que debería ser una crema termina siendo un líquido. Pero no es mi culpa, quién demonios sabe qué es almidón de maíz? a mi lo único que me recordaba ese mombre era a un dibujo que una vez hizo Flanders jugando al pictionary, y la bruta del supermercado me decía convencidísima que almidón de maíz era polenta. Una investigación posterior me dijo que es lo que conocemos como Maizena, pero no era algo que llevara implícito en mi cabeza.
3. Merengue italiano
Batir claras hasta que se haga espuma siempre me pareció brujería, y para variar no me salió. Primero, porque no tengo batidora, y segundo, porque eché almibar antes de lo debido. Ni mi posterior (y genial) invento de unir un taladro con un tenedor pudo hacer que se formara el dichoso merengue.

El resultado fue un monstruo, no un pastel, pero después de dos días y, si lo comías sin mirar, era aceptable.

ackward

Lunes, mayo 17, 2010 en 8:08 pm | Publicado en cosas mías | Deja un comentario

verdad: estás corriendo en un gimnasio que queda muuuy lejos de tu casa, donde nadie te conoce y en que vas a estar solamente por cinco días. Cantar “hell yeah, i’m a mother fuckin pincess” a un volumen considerable en la cinta es completamente válido.

consecuencia: que después un viejo desagradable venga a hacerse el simpático, con obvias segundas intenciones.

oportunista

Lunes, mayo 3, 2010 en 2:22 pm | Publicado en cosas mías | 8 comentarios

Quiero que llegue el mundial, para ver cuántas veces puedo ir a un bar e irme sin pagar, mientras los mozos estén idiotizados viendo la tele. Ya me salió una vez mientras pasaban un partido de rugby, así que tengo muchas chances.

the science of sleep

Jueves, abril 29, 2010 en 10:20 am | Publicado en cosas mías | Deja un comentario

Estoy soñando demasiado, y quisiera dejar un anotador para apuntar lo que haya soñado apenas me levanto. Pero es más que seguro que cuando lo haga.
a) Deje de recordar lo que sueño
b) Me olvide de anotarlo porque estoy medio dormido
c) Empiece a soñar cosas tan avergonzantes e impúdicas que iría preso o me internarían si las dejo registradas en papel

Qué grande esta tarjeta

Miércoles, abril 7, 2010 en 9:58 am | Publicado en cosas mías | 3 comentarios

Tendría que llamar al banco porque no me hicieron un descuento que anuncian, y el descuento es como del 25%, pero no me voy a quejar… no me animo a llamar y decir “me tenían que hacer un reintegro por la promo miércoles mujer y no lo hicieron

costo-beneficio

Lunes, marzo 29, 2010 en 9:00 pm | Publicado en cosas mías | Deja un comentario

El médico me contó que operarme de los ojos sale US$1000 por ojo, y yo tengo dos ojos. Con la mitad de esa plata me compro una cámara de fotos linda, y podría ver todo a través de ella, creo que es buen negocio…

predictable

Jueves, marzo 25, 2010 en 9:00 pm | Publicado en cosas mías | 4 comentarios

según el texto predictivo de mi teclado escribo más veces la palabra sufro que queso, porque cada vez que quiero poner sufro aparece queso.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.